PLANETA VIVO

 

FRUTAS 

 

PERA CERMEÑA

 

 

LA PERA CERMEÑA

 

Los constantes cambios que en una cincuentena de años ha vivido la agricultura ha llevado a que una gran investigación continuada haya hecho prácticamente desaparecer toda una serie de frutas y verduras ancestrales sustituidas por otras de más sabrosas, más voluminosas y más resistentes tanto a los cambios climáticos como a la acción de los innumerables parásitos que ha ido copando las explotaciones agrarias.

Como es lógico el agricultor ha cambiado de hábitos y ha pasado de una plantación familiar a una de intensiva cercana a lo industrial. Antiguamente se cultivaba un pequeño número de árboles dentro de una gran variedad de productos.

 

De esta forma se podían consumir sus frutos durante todo el año. Desde el mes de junio hasta el de noviembre, el agricultor tenía a su alcance frutos de temporada ya que en aquel entonces no existían cámaras frigoríficas. La familia campesina ya disponía de una serie de variedades frutales preinvernales que tenían una gran resistencia a la maduración y bien guardadas aseguraban el consumo invernal hasta la próxima cosecha.  Todo esto cambió y el agricultor plantó muy pocas variedades pero una gran cantidad de árboles de la misma variedad. Se había iniciado el cultivo intensivo. Si quería comer otro tipo de fruta, simplemente la compraba. Esto conllevó la desaparición de una enorme cantidad de variedades frutales.

 

La primera pera que aparecía era la “sarmenya” en catalán. Era el fruto del árbol de la variedad cermeño. Aunque debo decir que este nombre se le daba en España a prácticamente todo árbol del que se desconocía su nombre verdadero. La pera cermeña era la variedad más primeriza, Aparecía en los campos alrededor de últimos de mayo y primeros de junio. Era una pera famosa por su exiguo tamaño, no mayor que el de una cereza. Su color, una vez madura era amarillento con algún tizne de rojo motivado por el contacto con el sol. Era de carnes duras y prietas pero que cuando maduraba su interior se volvía oscuro y de mal sabor. Era obligatorio comérsela antes de que madurase completamente.

Era una pera muy sabrosa y que era muy buscada por los niños y porque era la primera. En la actualidad, algún agricultor ha intentado salvar la especie pero ciñendo su cultivo al consumo familiar. No es una pera rentable.

 

 

 

Agradecemos al señor Josep Esteve de les Borges Blanques su trabajo para la recuperación de diversas variedades prácticamente extinguidas

 

MANZANA GOLDEN 

 

 

MANZANA GOLDEN

 

 

La manzana Golden tiene como nombre científico el de Golden Delicious. Es una manzana de color verde muy tenue cuando está verde y de un amarillo bastante intenso tirando a dorado cuando está madura. Es la variedad de manzana más cultivada en todo el mundo gracias a su conservación tanto natural como en cámara frigorífica. Su longevidad hace que tenga una gran duración entre temporadas. En su fase final es de forma redondeada y con semejanza a un corazón, más ancha en su parte superior que en la inferior. También tiene una serie de puntitos oscuros en la piel. Son lenticelas gracias a las cuales puede respirar. Su carne es consistente y jugosa, ligeramente amarga, ácida y rica en fructosa. También ofrece una buena cantidad de zumo. Es muy sensible a los golpes y es muy fácil que conserve las huellas de los dedos que la han cosechado. En el hemisferio norte florece en primavera y se cosecha en septiembre.

 

 

Esta variedad apareció en 1891 en la Granja Mullins en el condado de Clay en Virginia Occidental, un estado que pertenece a los Estados Unidos de América. No se inició su comercialización hasta el año 1914 cuando estos granjeros vendieron la patente a un vivero.

Se utilizan mucho en las ensaladas, compotas, zumos, tartas, cervezas, licores y cocina en general.

 

En el año 2010 un grupo de empresas italiano anuncio que habían secuenciado su genoma. Es el mayor número de genes que se ha descubierto en plantas. Cuenta con 57.000.