NOTA DE PRENSA 

 

La CONFRARIA DE L’OLIVA ARBEQUINA CATALANA celebró ayer la Fiesta del Aceite Nuevo en les Borges Blanques.

 

La idea de la “Confraria” radica en la celebración en un determinado día, al principio de la cosecha, de la llegada a las almazaras y establecimientos comerciales del aceite de oliva virgen extra correspondiente a la nueva temporada, en este caso la de 2019 – 2020.

 

En pleno centro histórico da la considerada “Capital del Aceite” de Catalunya y en un antiguo molino de aceite, un grupo de amigos pertenecientes a la “Confraria” realizó una pequeña celebración con un aceite elaborado el día 2 de octubre de este mismo año. Evidentemente se trata de un aceite virgen extra de la categoría “Premium” elaborado a partir de olivas arbequinas del término municipal y molturadas en el molino de Gabriel Alsina en Castelló de Farfanya. Tenemos que hacer constar que fue en estas tierras donde el Duque de Medinaceli implantó este tipo de olivo.

 

El sitio elegido, el antiguo molino de Cal Pauet, es hoy un Museo dedicado a los útiles cotidianos en un periodo de tiempo que transcurres desde los años veinte a los sesenta del pasado siglo. Allí pudimos brindar con un chorro de aceite por la nueva temporada aceitera acompañados del genuino “pa de ronyó” típico de la capital de la comarca de Les Garrigues.

 

Una breve charla sobre la situación actual del aceite a cargo del Presidente de la “Confraria” tras unas palabras del propietario y director del Museo dieron paso a la degustación. Todos los presentes pudieron comprobar “in situ” al aroma y sabor de un aceite excepcional, probablemente el primero en molturarse de toda España.